En Pekín lucharemos por 55 medallas

Titulo 2

Sergio Rodríguez y Borja Pérez

¿Qué es? Seguro que no las ganaremos todas. Es más, lograr tan solo la mitad de ellas ya supondría un éxito descomunal para el deporte español. Pero lo que sí que es seguro es que todos los deportistas que te presentamos a continuación tienen muy serias opciones de alcanzar las medallas en Pekín. Todos ellos ya han acreditado su capacidad para conseguirlo, triunfando recientemente en competiciones de la máxima exigencia a nivel mundial. Luchando de tú a tú con los mejores e imponiéndose, en muchos casos, a ellos. Un dato ilustrativo: en 2006 se obtuvieron en la suma de todos los campeonatos internacionales 471 medallas: “El mejor año en la historia del deporte español”, según Jaime Lissavetzky, Secretario de Estado para el Deporte, y eso a falta de que concluya el recuento del año 2007, que amenaza con ser, al menos, similar en cuanto a éxitos. También es cierto que los pronósticos -aún basados en los resultados- no son una ciencia exacta. Algunos de estos magníficos atletas no podrán alcanzar su sueño: un mal día, los nervios o, simplemente, la justa superioridad del rival durante la competición pueden impedirlo. Pero en este reportaje están, básicamente, todos los hombres y mujeres a los que no hay que perder de vista de aquí al 8 de agosto del próximo año, fecha en la que comenzarán unos Juegos que pueden ser históricos para el deporte español. Aunque, sin duda, también habrá agradables sorpresas: el deporte español atraviesa un momento tan dulce que, cualquiera de nuestros cada vez más numerosos jóvenes deportistas o, sencillamente, alguno que hasta ese momento ‘sólo’ era un notable, sin aspiraciones a estar entre los mejores del mundo en unos Juegos Olímpicos, puede explotar en el momento más oportuno. Y es que, definitivamente, nos hemos convertido en un país ganador, cuyos deportistas no se acobardan ante ningún reto. Nunca antes este país había disfrutado -ni siquiera en Barcelona 92- de semejante calidad en tal variedad de deportes y modalidades. El programa ADO (de ayuda a los deportistas olímpicos) creado a raíz de los Juegos Olímpicos de Barcelona ha sido, sin duda, la clave de este despegue: los 195 millones de euros invertidos desde entonces para becar a nuestros mejores deportistas han supuesto el impulso definitivo que necesitaba el deporte español para situarse a la altura de los países de su entorno económico y de modernidad. Y en Pekín así quedará demostrado. Que ustedes lo disfruten. Atletismo La marcha y las chicas son nuestra gran esperanza Tras la celebración, el pasado mes de agosto, de los Campeonatos del Mundo de Osaka; disputados en unas condiciones ambientales –mucho calor y humedad- muy similares a las que se vivirán en Pekín, sólo Paquillo Fernández y María Vasco (plata y bronce respectivamente en la prueba de 20 km marcha) y Mayte Martínez (bronce en los 800 metros) se han ganado el derecho a ser considerados claros aspirantes a medalla en los próximos Juegos Olímpicos. Detrás de ellos y salvo sorpresas, pocas opciones para el atletismo español: Ruth Beitia –sexta en Osaka- en salto de altura, Julio Rey –ex campeón del mundo- en maratón, Mario Pestano –sus marcas son de medalla pero suele fallar en los grandes campeonatos- en disco y, tal vez, García Bragado –multimedallista en Mundiales y Juegos- en 50 km marcha, son los únicos que pueden soñar con alcanzar algún metal en Pekín. Afirmar lo contrario, tras los múltiples fracasos de los españoles en una de nuestras pruebas talismán -los 1.500 metros- y la superioridad indiscutible de los africanos en las pruebas de mediofondo, sería, simplemente, vender humo. Balonmano Es tan factible ganar el oro… como quedarse sin medalla Ganamos el Mundial en 2005 y en la pasada edición -2007- nosSelección española de balonmano eliminó en cuartos –al final fuimos séptimos- la anfitriona y a la postre campeona, Alemania, en un partido en el que, una vez más, la actuación arbitral fue bochornosamente favorable los locales. Pese a ello, la nueva hornada de jugadores ha demostrado que puede estar a la altura de los más veteranos. Al igual que en el torneo de baloncesto, todo se decidirá a un solo partido en las eliminatorias –en Atenas, tras realizar una brillante primera fase caímos, también caímos con Alemania, en cuartos de final…y en los penalties-. El pasado Campeonato de Europa ha sido una pequeña decepción, pero si superamos el preolímpico, seremos de nuevo favoritos a cazar un metal. En cuanto a las chicas, pese al buen nivel mostrado en las últimas competiciones internacionales –quintas en el Mundial 2003- y al empuje de las jóvenes -medalla de plata en el europeo junior de este año-, la medalla sería una agradable sorpresa, ya que hay equipos superiores y con bastante más experiencia que el nuestro. Boxeo Sin opciones Desde la retirada de Rafael Lozano -bronce y plata en Atlanta y Sidney, respectivamente- España no cuenta con nigún boxeador candidato a medalla y que sirva de referente. Las esperanzas están puestas en el joven Kevin de la Nieve, que compite en la misma categoría en la el boxeo español obtuvo sus dos últimas medallas, el peso minimosca. La clasificación para los Juegos de este púgil parece casi segura -si no lo consigue en el Campeonato del Mundo hay varias repescas-, con lo que habría que contar con un sorteo favorable en Pekín para poder tener alguna opción de metal, remota eso sí. Bádminton Clasificarse ya sería un éxito En un deporte dominado por asiáticos, nuestras posibilidades de lograr medalla son nulas, y las de conseguir un diploma olímpico (es decir, llegar a cuartos de final) remotas. Tan solo el hecho de clasificar algún español para los Juegos sería un hito para nuestro país (como ya lo fue la participación de José Antonio Crespo y Sergio Llopis en Atenas 2004). A día de hoy, los jugadores con más posibilidades de participar son Pablo Adán y Yoana Martínez, que se encuentran entre los 50 mejores del mundo. Baloncesto La medalla no se puede escapar esta vez Nuestros juniors de oro (se ganaron ese apelativo tras vencer en la final del mundial junior de Lisboa en 2001 a EE.UU.) se han hecho mayores y ahora son, por calidad tanto profesional como humana, el orgullo de este país. La mejor generación de baloncestistas de la historia de España son los actuales campeones del mundo, subcampeones de Europa, y clarísimos favoritos a ganar medalla… sin descartar el oro. ¿El peligro? El injusto sistema de clasificación de los Juegos (tras una liguilla de cinco partidos, todo se decide en eliminatorias directas desde cuartos de final y a partido único) ya nos dejó sin medalla en Atenas 2004: pese a ganar todos los encuentros de la primera fase, tuvimos que cruzarnos en cuartos de final al, hasta ese momento, decepcionante combinado estadounidense. Un partido menos brillante que los anteriores, algunas decisiones arbitrales más que discutibles y un inconmensurable Dwyane Wade nos mandaron a casa. Sólo un dato, la campeona final, Argentina, perdió más partidos –dos-, uno menos que España. Béisbol Cosa de cubanos y estadounidenses Es un deporte con muy poca tradición –a nivel profesional– en España, y las posibilidades de ganar medalla en la cita olímpica, tanto en categoría masculina como en femenina –softbol-, son nulas. No obstante, los chicos tienen opciones de clasificarse para Pekín, especialmente tras la medalla de bronce conquistada en el Europeo de septiembre, celebrado en Barcelona. Los favoritos son Cuba y EE. UU., aunque, la lista de equipos clasificados para los Juegos no se completará hasta que se dispute el último preolímpico, pocos meses antes de los Juegos. Ciclismo Buscando la esperanza en un deporte que se hunde En ruta: Alejandro Valverde y Óscar Freire –si finalmente deciden acudir a Pekín- serán dos de los grandes favoritos. Sin olvidar a Alberto Contador, que está preparándose para la cita olímpica. ¿El problema? Pese a que en los Mundiales de la especialidad –cuyo formato es similar a la prueba olímpica: un solo día de competición en un circuito de más de 200 km de distancia- llevamos muchos años logrando grandes resultados, en los Juegos cada país sólo puede correr con cinco representantes –frente a los 12 del Mundial-, lo que hace muy complicado controlar la carrera, algo que, sin duda, nos perjudica. En la prueba contrarreloj no contamos, en principio, con ninguna opción. En categoría femenina, tras la retirada de Joane Somarriba, la mejor ciclista española de la historia, las opciones de medalla son mínimas, aunque en el ciclismo siempre hay lugar para la sorpresa. Sergi Escóbar Pista: En Atenas fue nuestro mayor vivero de medallas -cuatro-. Joan Llaneras, actual campeón del mundo y subcampeón olímpico en la prueba de puntuación es nuestro valor más seguro. Pero también Sergi Escobar -bronce mundial este año en persecución-, así como el equipo de persecución -bronce en Atenas, aunque se quedó sin medalla en el Mundial de este año- son claros favoritos a obtener presea. Mountain bike: José Antonio Hermida logró una sorprendente y meritoria plata en los Juegos de Atenas… pero no parece que haya posibilidades de revalidarla. Y, por los últimos resultados cosechados por los nuestros en competiciones de primer nivel, no habrá ningún otro aspirante en esta modalidad. Esgrima Serias opciones de medalla Jorge Pina, actual campeón de Europa en la modalidad de sable –competición en la que superó a los actuales campeones del mundo y Europa- y el equipo de espada formado por Jose Luis Abajo, Marc Font, Eduardo Sepulveda y Nacho Cantó (terceros en el ranking mundial y medalla de plata en el último campeonato del mundo, disputado en Turín el año pasado, en el que perdieron la final contra Francia por un solo tocado) son, sin duda, nuestra mayor opción de medalla en Pekín. Pero además, otros tres tiradores tienen opciones de dar la sorpresa y colarse en el podio: se trata de Jose Luis Abajo en espada -dos medallas de Plata consecutivas esta temporada en pruebas de la Copa del Mundo-, Javier Menéndez en florete -dos medallas en Europeos y ganador este año de una prueba de la Copa del Mundo- y Jaime Martí en sable, que en el último año ha conseguido dos medallas de oro y dos de bronce en torneos de la Copa del Mundo. Halterofilia El diploma olímpico ya sería un éxito Ninguna opción de medalla en un deporte que nos reporta casi siempre éxitos a nivel europeo, pero en el que no tenemos nada que hacer frente a los mejores especialistas del mundo. Tan sólo dos mujeres, Estefanía Juan (bicampeona de Europa en la categoría de 48 kilos y séptima en el reciente Campeonato del Mundo celebrado en Chiang Mai -Tailandia-), y Lidia Valentín (sexta en la categoría de 75 kilos en el mundial), tienen alguna opción de lograr, como consuelo, un diploma olímpico. Hockey Serias opciones en ambas categorías Tanto el equipo masculino como el femenino cuentan con seria opciones de lograr una medalla. Los datos hablan por sí solos: después del oro de las chicas en Barcelona 92 y de la plata de los hombres en Atlanta 96, España se ha asentado en la elite de este deporte. Los resultados de los últimos años en los torneos internacionales se saldan con medalla o rozándola. El mejor ejemplo de esto es el bronce masculino logrado en el Mundial del 2006 celebrado en la ciudad alemana de Mönchengladbach y la plata del último Campeonato de Europa de este mismo año, mismo metal que conquistaron las chicas en el último europeo, así como un meritorio cuarto puesto en la Copa del Mundo de Madrid 2006. Hípica El problema son los caballos Pese a que logramos dos medallas en los pasados JJ.OO. (bronce para Beatriz Ferrer-Salat en las pruebas individuales, y plata por equipos para Rafael Soto, Beatriz Ferrer-Salat, Ignacio Rambla y Juan Antonio Jiménez), en Pekín –aunque las pruebas se realizarán en Hong Kong–, las perspectivas no son nada halagüeñas, ya que no hay posibilidades de medalla. La ‘jubilación’ de los caballos españoles que fueron estrellas en Atenas y la juventud de nuestros jinetes (acabaron décimos en el último europeo, pese a que para muchos era su primera experiencia internacional de alto nivel) influyen de forma decisiva en este diagnóstico. De momento sólo hay opciones claras de clasificarse en doma individual, habrá que esperar a Londres 2012 para volver tener un equipo competitivo. Fútbol Los jóvenes fallaron esta vez La selección sub 21 –categoría que disputa los JJ.OO., aunque se pueden seleccionar tres mayores de 23 años- no logró clasificarse para la fase final del campeonato de Europa en la que se deciden los equipos europeos que disputan las olimpiadas. Todo un varapalo ya que, pese a los constantes disgustos que nos da la selección absoluta, las categorías inferiores han sido un saco de alegrías y medallas en la última década y media (oro en Barcelona 92, plata en Sydney 2000, Mundial sub’20 de Nigeria, así como numerosos campeonatos de Europa). La generación de Silva, Soldado, Jurado, Arizmendi, Albiol y Raúl García no podrá conseguir algo grande. Judo Isabel Fernández sigue dando guerra Una de las disciplinas donde más medallas olímpicas ha conseguido España. En Pekín será de nuevo Isabel Fernández (bronce en Atlanta 1996, oro en Sydney 2000 y actual subcampeona del mundo en su categoría, -57 kilos) la judoca con más posibilidades de alcanzar una presea. También hay que tener en cuenta a Leire Iglesias que, en su categoría –70 kg–, ha ganado el oro en todas las competiciones de la Copa del Mundo que ha disputado este año, aunque en su contra juega su inexperiencia olímpica. En categoría masculina, sólo contamos con una baza importante: se trata de David Alarza, que podría repetir el podio que alcanzó en el Campeonato de Europa en 2005. Lucha Por primera vez optamos a lograr medallas En los Juegos Olímpicos se disputan dos modalidades de este deporte: la grecorromana (sólo en categoría masculina) y la libre olímpica. Nuestras mejores opciones estarán en la lucha femenina, con Minerva Montero en 55 kg (bronce en el Mundial de Cantón, China, en 2006) y con Teresa Méndez en 63 kg, tercera en el Campeonato de Europa de 2003 de Varna (Bulgaria), y que a punto estuvo de conseguir ese mismo resultado en el último campeonato del mundo; además, es quinta en el ranking mundial. En categoría masculina las posibilidades de pisar el podio se reducen, aunque existen opciones para Moisés Sánchez, bronce europeo, si bien tiene que recuperarse de la lesión que ahora mismo padece. Piragüismo El doble medallista olímpico (oro y plata en Atenas), David Cal, ha demostrado en los recientes Campeonatos del Mundo disputados en la ciudad alemana de Duisburgo, que es un valor seguro para Pekín. Sus dos medallas: oro en C1 500 metros y bronce en C1 1.000 metros, son ejemplos de que es uno de los grandes favoritos en ambas pruebas. La nota negativa es que, aparte de Cal, no parece que haya ni la más remota posibilidad de alcanzar más preseas en otras modalidades de este deporte. Gimnasia Bien los chicos, mal las chicas Artística: Gervasio Deferr es el único español que ha ganado dos medallas de oro de forma consecutiva en unos Juegos Olímpicos: lo logró en la prueba de salto en Sydney 2000 y Atenas 2004. En aquella ocasión no era favorito –ahora tampoco es uno de los grandes aspirantes-, ya que su especialidad es el suelo, prueba en la que ha conquistado la medalla de plata en el Mundial, celebrado en Stuttgart durante el pasado mes de septiembre.Por su parte, Rafa Martínez es el futuro de la gimnasia española: el gimnasta más completo desde el mítico Joaquín Blume. Martínez fue quinto en el concurso general –en el que se disputan todas las pruebas: caballo con arcos, anillas, caballo de saltos, paralelas, barra fija y suelo- en los juegos de Atenas 2004, campeón de Europa en Hungría 2005, cuarto en el mundial de Melbourne de ese mismo año y sexto en el de Stuttgart 2007 pese a competir recién recuperado de una lesión. En cuanto a la chicas, el fracaso en el reciente campeonato del mundo (el equipo no se ha clasificado para los Juegos por primera vez desde Moscú 1980) prácticamente elimina las posibilidades de la joven Patricia Moreno, quien logró la medalla de bronce en los Juegos de Atenas con tan sólo 15 años. Y es que, en un deporte tan subjetivo como la gimnasia, y aunque posiblemente participará en Pekín a título individual, es casi imposible que los jueces la puntúen alto si no compite con el equipo completo. Rítmica: No hay opciones de medalla, pero es digna de mencionar la gesta de Almudena Cid que disputará en Pekín sus cuartos Juegos Olímpicos. Natación Mengual y la sincronizada son nuestra gran esperanza Sincronizada: Es la apuesta más segura de los deportes acuáticos: logramos medallas en todas las pruebas, seis, del pasado mundial de Melbourne. No obstante, el programa olímpico sólo contempla las modalidades de dúo y equipo, por lo que solamente podemos ganar dos medallas, sin posibilidad de competir por varios metales que casi con seguridad habríamos obtenido (como quedo demostrado en el pasado Mundial). Tanto en dúo -con Gemma Mengual y Paola Tirados- como en equipos tenemos grandes opciones de lograr medalla. En ambas modalidades Rusia tiene el oro casi asegurado, tanto por su superioridad como por los ‘favores’ que le suelen hacer los jueces, así que competiremos por el resto de metales con Japón y Estados Unidos, sin olvidar a las anfitrionas chinas, preparadas a conciencia para estos Juegos. En las pruebas de Natación, Erika Villaecija es nuestra única opción real de medalla –este año fue cuarta en las pruebas de 800 y 1.500 metros libres en el mundial de Melbourne– aunque lo tiene difícil. También hay que estar muy atentos a la evolución de Mireia Belmonte quien, el pasado año y con sólo 16 primaveras, se proclamó campeona del mundo júnior en 400 estilos y 400 libres, y de Europa en 200 y 400 estilos. Hace unos meses consiguió una medalla de plata en el Campeonato de Europa absoluto de Piscina corta. Saltos: todo queda en manos de Javier Illana, en trampolín de de 1 y 3 metros, pero para tener alguna opción es necesario que repita su actuación casi perfecta de la Copa de Europa de Estocolmo 2007, que le valió el oro. Waterpolo: Tras la lógica crisis que supuso la retirada de la mejor hornada de jugadores españoles de la historia de este deporte -plata en Barcelona 92, oro en Sydney 2000 y campeones del mundo en 1998- se ha logrado construir un equipo aún muy joven, pero que ya logró la medalla de bronce en el Mundial de Melbourne este mismo año. Hay ocho equipos con posibilidades de medalla: Hungría, Croacia, Serbia, Rusia, Italia, Grecia y Estados Unidos, por lo que nuestras opciones dependerán del acierto en los cuartos de final. Fuera de la piscina, en aguas abiertas, no estará David Meca, por lo que nuestras posibilidades se reducen a la categoría femenina, en la que contamos con la campeona del mundo del Grand Prix Fina, Esther Núñez, como mejor posibilidad de conseguir un metal. Remo Misión imposible Los resultados obtenidos por la delegación española en el último Campeonato del Mundo de la especialidad resumen perfectamente la situación actual del remo español: ninguna embarcación se clasificó para su respectiva final. Una pena la decadencia de este deporte que hasta hace sólo dos años solía ‘cazar’ medalla en prácticamente todos los grandes campeonatos internacionales. Taekwondo taekwondo Buenas perspectivas para los nuestros Pese a contar sólo con cuatro participantes (el máximo que un país puede llevar a los Juegos en este deporte), previsiblemente acudiremos a Pekín con una representación de lujo (hay que ganarse las plazas en el preolímpico europeo): tanto Jon García (más de 84 kilos), como Juan Antonio Ramos (en -58 kg) tienen la plaza asegurada que compartirán con Rosana Simón (más de 67 kg). La única decepción ha sido la de Brigitte Yagüe, doble cameona del mundo y que no estará en los Juegos. Pentatlón moderno Un deporte de otros tiempos No tenemos ni la más remota opción de medalla en este deporte, semidesconocido en nuestro país, que consta de cinco pruebas –tiro con pistola, esgrima, 200 metros libres nadando, equitación de obstáculos y carrera campo a través-, que se disputan en un solo día. Antiguamente se consideraba al vencedor de esta prueba como el atleta más completo del mundo, en la actualidad, el COI ha estado en varias ocasiones a punto de suprimirlo del programa olímpico. Tenis Nadal luchará por medalla… si participa A expensas de que Rafa Nadal confirme finalmente su participación en Pekín –lo que, prácticamente, garantizaría una medalla– el torneo de dobles siempre nos suele reportar alegrías en los Juegos (en la última edición Vivi Ruano y Conchita Martínez lograron la medalla de plata en féminas y Alex Corretja junto con Albert Costa el bronce en categoría masculina). Además, Vivi Ruano es, actualmente, una de las mejores ‘doblistas’ del mundo y, si encuentra una buena pareja, tendrá serias opciones de obtener una presea. Más complicado será lograrlo en dobles masculino aunque, el sistema de competición de los Juegos –que sólo permite una pareja por país– nos beneficia: la clave es el sorteo y superar las eliminatorias con rivales desconocidos, pero con mucho oficio en partidos de dobles. Tiro con arco Clasificar a cuatro arqueros ya sería un éxito Aunque contamos con campeones olímpicos en esta disciplina (en Barcelona 92), el equipo español es todavía muy joven y se confía en gente como Daniel Morcillo o Almudena Gallardo más para Londres 2012 que para Pekín. Aun así, se espera que de las tres plazas a las que pueden optar cada país, España, consiga dos en ambas categorías –masculina y femenina–. Tenis de mesa Dominio absoluto de los chinos Es imposible lograr medalla. Lo único destacable para nuestros intereses es la participación del equipo femenino formado por Zhu Fang -china nacionalizado-, Galia Dvorak y Sara Ramírez, estas dos últimas campeonas de Europa sub 21, lo que las augura un prometedor futuro; también es meritoria la casi segura clasificación para los Juegos, a sus 45 años de edad, del chino nacionalizado español He Zhi Wen (más popularmente conocido como Juanito). Vela La historia dice que las medallas están aseguradas Nuestro deporte talismán en las olimpiadas –es el que más medallas nos ha dado a lo largo de la historia de los Juegos, quince, y el único en el que hemos logrado medalla de forma ininterrumpida, con la única excepción de Sydney 2000, en las últimas ocho ediciones-. Y una vez más, llegamos con una gran cantidad de opciones de medalla si nos basamos en los resultados del último mundial de la categoría celebrado el pasado mes de julio en la ciudad portuguesa de Cascais. Allí, Fernando Echávarri y Antón Paz –plata en Atenas 04- se proclamaron campeones del mundo en la categoría Tornado, y Rafael Trujillo –actual campeón olímpico- obtuvo la medalla de oro en clase Finn. Además, Marina Alabau -cuarta en RS:X femenino-, Iván Pastor -sexto en RS:X masculino- y el equipo de Yngling -séptimo en Cascais-, formado por Graciel Pisonero y las hermanas Azón -Mónica y Sandra, esta última medalla de plata en 470 femenino en Atenas- pueden aspirar a todo. Y no podemos olvidarnos de Iker Martínez y Xavi Fernández, actuales campeones olímpicos y europeos en 49er, quienes pese a realizar un discreto mundial están en todas las apuestas. Tiro Olímpico Grandes posibilidades, pero sin ser favoritos Mario Núñez tuvo el honor de ser el primer deportista español en clasificarse para los Juegos de Pekín: lo logró al vencer en la modalidad de ‘Skeet’ de la Copa del Mundo de Belgrado -2005-, prueba en la que, además, batió el récord del mundo de la especialidad. Él es nuestra principal baza -pese a su irregularidad- en un deporte al que llevaremos la mayor representación de nuestra historia. Pero también Pilar Fernández, medalla de plata en Pistola Deportiva en la Copa del Mundo de Resende -Brasil-, Sonia Franquet, plata en Pistola Aire en el Campeonato de Europa de Aire Comprimido celebrado en Deauville (Francia) y Juan José Aramburu, medalla de plata en Skeet en el reciente Europeo de Granada, tienen sus opciones. Triatlón Javier Gómez Noya es el gran favorito Apunten este nombre: Javier Gómez Noya. Es el actual bicampeón de la Copa del Mundo de la especialidad, número uno indiscutible del ranking mundial y máximo favorito a ganar la medalla de oro en Pekín. El problema es que en una prueba tan dura como ésta -1.500 metros nadando, 40 km en bicicleta y 10 km más corriendo- un día malo puede echarlo todo a perder –ya le ocurrió algo similar a Iván Raña, en aquellos momentos también el máximo favorito, en los Juegos de Atenas-. Mención aparte merece Ana Burgos, que puede tener alguna opción de medalla gracias a su experiencia: estará casi con toda seguridad en Pekín en un deporte tan brutal como el triatlón… ¡con más de 40 años! Javier Gómez Noya Foto: Federación Española de Triatlón Voleibol Aspirantes a medalla contra todo pronóstico Los recientes títulos en el Campeonato de Europa, (acabando invictos y ganando en la final a Rusia, una de las mejores selecciones del mundo, y en su propia casa) y en la Liga Europea nos convierten, de forma inesperada -nunca habíamos realizado ninguna actuación reseñable en Campeonatos de Europa o del Mundo-, en aspirantes a medalla. Será muy difícil debido al enorme nivel de varias selecciones sudamericanas, como Cuba o Brasil, y a que las superpotencias europeas, como la propia Rusia e Italia, tratarán de resarcirse de su fracaso en el Europeo -los transalpinos ni siquiera alcanzaron las semifinales-, pero el equipo ha demostrado que tiene calidad suficiente para dar la sorpresa. Ahora sólo queda esperar al último preolímpico para saber si finalmente los chicos jugarán en los Juegos de este año. El equipo femenino necesita casi un milagro para viajar a Pekín. Voley Playa: Las perspectivas son favorables en categoría masculina (no así en la femenina, en la que nuestras dos mejores parejas se encuentran en el puesto 24 y 25 del ranking mundial): la pareja formada por Pablo Herrera y Raúl Mesa son actualmente la décima mejor pareja del mundo. Además, fueron campeones de Europa en 2005, Pablo Herrera es actual subcampeón olímpico –metal que ganó en compañía de Pablo Bosma- y, desde que el voley playa es deporte olímpico, los grandes favoritos nunca han tenido un buen papel en los Juegos, lo que podría beneficiar a la pareja española.